Hace unos años acudir a ver deporte en directo estaba acotado a los hinchas y seguidores de los equipos y atletas, si bien a lo largo de los últimos años, la asistencia a eventos deportivos ha evolucionado hasta convertirse en un experiencia en sí misma. Actualmente, es común ver a numerosos asistentes que, si bien no tienen un importante vínculo previo con dicho deporte, buscan experiencias y sensaciones únicas. Vivir el deporte en primera persona y obtener memorias inolvidables.

Sin duda sigue habiendo muchas personas que simplemente quieren disfrutar de los encuentros deportivos en si mismos, pero cada vez son más los que acuden movidos por unas atractivas instalaciones deportivas, una excelente prestación de servicios y en el marco de las relaciones extradeportivas. Actualmente, los asistentes son cada vez más exigentes y un sector que se encuentra indudablemente al alza es el del público que busca disfrutar de una experiencia VIP en el deporte.

La hospitalidad VIP, también conocida como experiencia Premium, está enfocada a dos tipos de clientes: Los individuales, que generalmente están interesados en dicho evento y quieren disfrutarlo de la mejor manera posible, aprovechando los mejores servicios mientras lo hacen; Y las empresas, que buscan ofrecer a sus clientes experiencias diferenciadoras y un ambiente ameno y relajado en el que fortalecer sus relaciones.

Cada vez son más las empresas que se suman a invertir en paquetes de hospitalidad Premium en deporte. La fidelización de clientes es una de las prioridades actuales de las empresas, pues entre otros datos conocidos, entorno al 20% de los clientes de una empresa son los que aportan el 80% de las ganancias e, igualmente, cuesta 10 veces más conseguir un nuevo cliente que conservar a uno que ya ha realizado una compra o adquirido un servicio. La empresa compite mejor cuando se combinan beneficios funcionales y emocionales en su oferta, la denominada experiencia total del cliente. Cuánto más les guste la experiencia total ofrecida, más probabilidades hay de que se afiance la relación profesional. Por todo esto las empresas que dan un servicio de Hospitality VIP deben cuidar todos los detalles y conseguir sorprender, es decir hacer del evento una experiencia única e inolvidable para el invitado.

El Mallorca Open de tenis, haciendo uso de estos factores, los tiene muy en cuenta a la hora de definir y ultimar los paquetes de hospitalidad VIP del evento.

¿Comó consigue Mallorca Open crear una experiencia inigualable y diferenciadora?

Las instalaciones de su campeonato. La calidad de las exclusivas pistas de hierba natural, enmarcadas en un entorno inmejorable, no dejaran a ningún asistente indiferente.

La Gastronomía. En 2019 serán dos de los mejores Chefs de la gastronomía mediterránea los encargados de ofrecer un catering VIP de primerísimo nivel. Un año más, serán Macarena de Castro y Santi Taura, quienes nos deleiten con su imaginación y talento en el servicio de comidas y cenas del evento en la Zona VIP.

Macarena de Castro:

Maca de Castro ofrece un menú degustación basado en el corazón de la Isla. Su intuición, creatividad y la adhesión a las costumbre y la tradición se encuentra en cada bocado.

Santi Taura:

La revista británica “GQ» nombró su restaurante “Santi Taura” uno de los ocho mejores restaurantes de Mallorca. Su cocina es innovadora y está inspirada en el paisaje y los productos de Mallorca.

Y por supuesto, el mejor tenis del mundo. La posibilidad de disfrutar del mejor tenis del mundo y de las primeras espadas del circuito mundial en primera persona y a escasos metros, en la isla de Mallorca.

Para más información sobre los paquetes de hospitalidad VIP del Mallorca Open: info@mallorcaopen.org