El Mallorca Open tiene una garantía absoluta: Anastasija Sevastova disputará la final. La letona completó hoy el triplete en Calvià al alcanzar su tercera final consecutiva en el torneo, cuarta si se añade la final de dobles de la pasada campaña.

La vigente campeona, finalista en 2016 (p. ante Garcia), se impuso a la australiana Samantha Stosur por 7-6(1) y 6-1 en hora y 16 minutos en los que fue más efectiva que la campeona del US Open en 2011.

Sevastova está a un paso de defender con éxito la corona del Mallorca Open, que en su corta historia tiene como gran protagonista a la jugadora procedente de Letonia.

En la final, la No. 20 del mundo se encontrará a una debutante: Tatjana Maria. La alemana de 30 años avanzó hoy a su primera final WTA tras superar a la joven promesa estadounidense Sofia Kenin en un durísimo partido de casi dos horas en las que finalmente pesó la experiencia (2.6, 6-2 y 6-4).

“Para mí es super especial alcanzar mi primera final WTA. Casi lloro”, confesó la alemana. “Me encanta jugar en hierba y me he preparado a fondo para esta gira. Estoy muy feliz”.