Tras su quinto día de entrenamientos en las pistas del Mallorca Open, donde esta semana prepara su asalto a Wimbledon, Rafael Nadal hizo una valoración del torneo que le ha dado la posibilidad de prepararse sobre hierba para el tercer Grand Slam de la temporada.

“El Mallorca Open está muy bien, es un lugar bonito y las pistas tienen un nivel muy bueno”, dijo el campeón de 15 torneos del Grand Slam. “Es difícil hacer una pista de hierba en condiciones y aquí lo han conseguido. Es un gran torneo que ojalá se pueda consolidar y que la gente responda más”, añadió el balear. “Es muy importante tener la oportunidad de poder entrenar en Mallorca sobre hierba. Es una gran noticia que tengamos un torneo aquí y que haya gente que haya querido invertir”, celebró. “Es algo a destacar y ojalá que los mallorquines vayamos respondiendo cada vez más a nivel de asistencia”.

Desde el pasado lunes, Nadal ha estado practicando sobre las pistas de hierba del Mallorca Open, preparando junto a sus entrenadores Wimbledon, un torneo en el que se ha proclamado campeón en dos ocasiones (2008 y 2010) y donde intentará seguir agrandando su leyenda. Ahora, sin embargo, todavía le queda trabajo por hacer.

“Para mí la semana ha sido positiva, cada vez he ido trabajando un poco más e intentando recordar las sensaciones que necesito sobre hierba y adaptar mi juego a la superficie”, dijo el español. “Necesito días, pero todavía me quedan los entrenamientos en Londres”, cerró Nadal, que este sábado se entrenará por última vez en el Mallorca Open, a las 9 horas en la pista central del torneo.