Tiene 18 años y cuando llegó a Mallorca no había sumado ninguna victoria profesional sobre césped. El Mallorca Open ha sido el torneo de irrupción para una Catherine Bellis que se ha convertido en la gran revolución del torneo disputado en el Santa Ponsa Tennis Club.

La estadounidense ha sumado sendas victorias ante Carla Suárez, Mona Barthel y Kristyna Pliskova para firmar sus primeras semifinales en un WTA International.