Estábamos con Carla en Miami jugando el torneo y Toni Nadal me comenta que le gustaría hablar con nosotros. En la conversación denoto la ilusión de Toni en que Carla juegue el Mallorca Open. Toni siempre ha sido un defensor de los jugadores y jugadoras que son creativos, tácticos y que proponen un tenis de amplios recursos tácticos. Y tanto Carla como el equipo agradecemos la ilusión que nos mostró desde primer momento en que fuéramos a jugar el torneo.

Somos muy conscientes que el tenis actual predomina la potencia y las jugadoras con mucha envergadura tienen una ventaja a favor. Y nuestro trabajo, el del equipo de Carla, es buscar su máximo rendimiento sabiendo que su altura(1.62 cm), en un circuito donde impera la fuerza y el físico, debemos compensarla con un patrón de juego con mucha variedad táctica y de recursos. El talento de Carla facilita este trabajo.

Soy un apasionado del tenis y de cuidar todos los detalles. La búsqueda de la excelencia creo que es el reto más motivador que existe en cualquier ámbito de la vida. Y por eso valoro mucho ir a torneos que buscan cuidar al máximo todos los aspectos y ofrecer un ambiente especial a las jugadoras.

Y creo que el torneo de Mallorca ofrece una suma de factores que nos generan mucha ilusión en disputar este torneo y proponen algo mágico en un lugar único: Mallorca además de un evento con el esplendor que ofrece la hierba y un lugar privilegiado, además de la ilusión que transmite todo el equipo organizador.

Carla y todo nuestro equipo tenemos una ilusión tremenda para jugar este torneo.

España es un referente mundial en tenis. Tener un deportista ” de otro planeta” como Rafa Nadal es la clave de todo. Por lo que transmite y nos enseña cada día dentro y fuera de la pista.

Y que detrás de él haya una generación espectacular de tenistas en el pasado y en el presente, ha ayudado una barbaridad a que España ejerza este liderazgo en el mundo del tenis.

En los últimos años, en tenis femenino, dos jugadoras españolas, Garbiñe (ganadora de Roland Garros) y Carla han alcanzado el top-ten mundial. Si somos capaces de aprovechar todo lo que están dando por y para el tenis nuestros y nuestras tenistas, aseguraremos que en el futuro sigamos teniendo grandes jugadoras.

Y para ello, tener torneos de primer nivel mundial es básico e imprescindible. La iniciativa de organizar este torneo WTA en Mallorca se merece todo nuestro apoyo y reconocimiento. Y es indispensable para el tenis español tener torneos de esta envergadura. Felicidades a todos los que lo han hecho posible, están ayudando y mucho al presente y futuro de nuestro tenis.

*Por Xavier Budó, entrenador de Carla Suárez